Huella de Carbono Empresarial

Actualizado: abr 22


La huella de carbono se compone de la cantidad de gases de efecto invernadero que producimos a partir de nuestras actividades diarias (personas) o actividades productivas (empresas).

A pesar de ser cada vez más común el término “gases de efecto invernadero”, vamos a simplificar un poco más de que trata. Los gases de efecto invernadero (GEI) son gases que en su mayoría se producen a partir de la quema de combustibles fósiles como como ocurre en nuestros autos o para la generación de energía eléctrica tradicional. *


La relevancia de estos gases es que tienen la propiedad de generar una capa de gases en la

atmósfera alrededor del planeta que permite que parte de la radiación que entra al planeta

permanezca y otra parte salga. Para poder sobrevivir requerimos de ciertos gases de efecto

invernadero, sin embargo, en la actualidad; debido a nuestros hábitos, hemos excedido ese límite, incrementando la temperatura nivel global.


Una vez sabiendo cual es el impacto o consecuencia de los GEI podemos continuar a entender que tipos de gases contribuyen a este fenómeno. Los distintos gases de efecto invernadero contribuyen en magnitudes diferentes y se producen a partir de actividades distintas desde el uso de refrigerantes hasta la quema de combustibles de un avión.


  • Dióxido de carbono (CO2)

  • Metano (CH4)

  • Óxido Nitroso (N2O)

  • Cloroflurocarbonos (CFC)

  • Ozono troposférico (O3)


Para poder medir la huella de carbono empresarial se requiere de información como la cantidad de combustibles utilizados para cierta operación o la cantidad de energía eléctrica consumida a partir de los cuales realizamos algunos cálculos, utilizando información de cada gas de efecto invernadero para poder cuantificar el impacto que causa cada uno de los gases. Sin embargo, no podríamos sumar el resultado de todos los gases puesto que cada gas contribuye en diferente magnitud. Para poder comparar o sumar nuestros gases es necesario convertir el resultado de todos los gases a CO2e (CO2 equivalente), es decir la equivalencia de otros GEI, como el metano a CO2 equivale. Las toneladas o kilogramos de CO2 e suelen ser la unidad más común en la cual se reporta nuestra huella de carbono para que sea comparable.


La huella de carbono empresarial se divide de acuerdo a distintos alcances, con base en la fuente de emisión.**



Al calcular nuestra huella de carbono empresarial, obtenemos algunos beneficios como:


  • Identificación de riesgos y oportunidades de su cadena de valor.

  • Identificación y monitoreo de fuentes que emiten gases de efecto invernadero.

  • Parámetro general de las fuentes emitidas para la generación de una estrategia que compense el impacto.


* Emisiones por gases de efecto invernadero por sector económico.

https://www.epa.gov/ghgemissions/sources-greenhouse-gas-emissions


**Greenhouse gas protocol https://ghgprotocol.org/corporate-standard



Por Ana María Paz Mendoza

Consultora RSE

Ingeniera en Desarrollo Sustentable

17 vistas
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro LinkedIn

 Tel: (+55) 5544.8429      Movil o Whatsapp: 55.7810.1539  o  55.3655.7290      Correo: info@kueponi.com  

© Derechos de autor 2016 Kueponi Consultoría SC. Todos los derechos reservados .