Empresas tipo B


El emprendimiento y las Empresas Sociales se han convertido en un sistema económico que buscan la generación tangible de generar valor social y ambiental para las comunidades, ciudades y países en donde operan. Un ejemplo de ello son las Empresas B y para profundizar en el tema, primero debemos tener claridad en el significado de una Empresa Social o tipo B.


Una Empresa Social se define como una organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios que busca tener un impacto social o ambiental positivo y medible. Dicho impacto debe ser de forma sostenible, es decir, que genere sus propios recursos para seguir desarrollando sus actividades.

Las Empresas Sociales tienen modelos comerciales como el de cualquier empresa tradicional en el que venden un producto o un servicio a un precio definido y obtienen un beneficio económico.


Al igual que las empresas, utilizan la mercadotecnia, las finanzas, el talento, la innovación y la tecnología para llegar a la mayor cantidad de clientes posible; sin embargo, presentan diferencias significativas:


  • Su principal objetivo es generar impacto social y está dispuesta a sacrificar sus utilidades para maximizar el impacto positivo que está generando.

  • Un problema se convierte en una oportunidad.

  • Crean valor social al público.

  • Afrontan grandes dificultades para la evaluación del desempeño por la imposibilidad de medir el impacto social.


Sistema B: Certificación de Empresas Sociales[1]




Debido a la falta de una estructura legal especial para este tipo de empresas, en Estados Unidos se creó una certificación para distinguir a las Empresas Sociales que buscan generar impactos sociales predominantes. Esta certificación es conocida como Empresa B y es otorgada por la organización Sistema B.


La propuesta de Sistema B apunta a una economía que nos incluya a todos y que pueda crear valor integral promoviendo formas de organización económica que puedan ser medidos desde el bienestar de las personas, las sociedades y la tierra de forma simultánea y con consideraciones de corto y largo plazo.


Para poder formar parte de este movimiento y propuesta de Sistema B, te presentamos dos de las alternativas de inmersión con mayor relevancia:


  1. Como Empresa Social se puede aplicar a la certificación de Sistema B si se cumplen con los requisitos necesarios, entre ellos una modificación a sus estatutos legales enfocada en privilegiar el impacto antes que la utilidad y con ello lograr ser reconocido a nivel internacional.

  2. Como Multiplicador B que juega un rol de impulsor y agente de cambio hacia una nueva economía integral y sistémica desde sus órbitas de acción. Es una persona que fomentan el triple impacto económico, social y medioambiental a través de sus talentos e influyendo en sus áreas de expertise.


Si te interesa saber más del proceso para certificarte como Empresa tipo B o te gustaría formar parte del Programa de Multiplicadores B, en Kueponi contamos con consultores capacitados en el tema que podrán asesorarte y guiarte para tu inmersión en este movimiento social de impacto global.



Por Jessica Castillo Delgadillo

Consultor de RSE, Innovación y Calidad



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


1. Salinas, F. & Osorio, L. (2012): “Emprendimiento y Economía social, oportunidades y efectos en una sociedad en transformación”, CIRIEC-España, Revista de Economía Pública, Social y Cooperativa, Pág. 6


2. Sullivan, G., Weerawardena, J. y Carnegie, K. (2002). Social entrepreneurship: Towards conceptualization. International Journal of Nonprofi t & Voluntary Sector Marketing, 8 (1). Pág. 76


3. Sistema B. (2016). México. [online] Available at: https://sistemab.org/mexico/ [Accessed 13 Apr. 2018].

[1] (Sistema B, 2016)

31 vistas
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono
  • Icono negro LinkedIn

 Tel: (+55) 5544.8429      Movil o Whatsapp: 55.7810.1539  o  55.3655.7290      Correo: info@kueponi.com  

© Derechos de autor 2016 Kueponi Consultoría SC. Todos los derechos reservados .